Alto Nono Fundado en 1989 - Primer Torneo de Zona Norte
La ALa Premier
 
Europa B America B F7 - Escocia Premier Zona A F7 Futbol 5 Ladies
Europa C America C F7 - Escocia Premier Zona B F7 Futbol 7 Ladies
Europa D America D F7 - Escocia Premier Zona C F7 Futbol 9
       
  Olvido su contraseña?
Follow RadioAltoNono on Twitter
AFTER HOUR
 Radio
 Fotos
 Mensajes
 Seleccion
 Mundial
TORNEO
 Contactenos
 Reglamento

On-Line

We Crunch
SELECCION ALTO NONO
Tachame la Doble! (Rama’s Dixit)
Cerca, Rosario siempre estuvo cerca!!

Y allá fuimos, con el baúl lleno de esperanza, sabiendo que teníamos dos Selecciones que iban a pelear hasta el final y que iban a buscar la copa. Pero no sería una misión simple, el Torneo Internacional Gral. San Martín es uno de los más prestigiosos que se juegan a nivel nacional y estaba plagado de grandes equipos que tenían idéntico objetivo. Pero por algo somos Alto Nono, por algo somos el Torneo con mayor prestigio que conocemos. Sólo había que revalidarlo con una Copa.

Para la Sub-21 el sábado fueron puras alegrías, el debut frente al Colegio Belgrano de Temperley se resolvió más rápido de lo esperado con un 2-0 con goles de Tute Videla y Franco Lopardo El partido más difícil que nos tocaba era sin dudas contra los locales, un Jockey de Rosario que ya nos había ganado la final acá en Bs As, pero en el que fue sin dudas el mejor partido de toda la copa, lo resolvimos con un categórico 3-0 con dos más de Tute y uno otra vez de Franco L. Cuando terminó este partido supimos que las posibilidades de salir campeones eran grandes, el pinball de resultados del grupo ya nos había dejado en la final aún sin haber cerrado el grupo a la mañana siguiente. En una cancha más parecido a la de Dep. Riestra que a lo que merece el prestigio del club (en general todas estaban en pésimo estado) y con un vendaval que reite del viento de Los Robles jugamos contra unos uruguayos extrañamente maleducados y mala leche a los que se les pudo ganar por la mínima con un golazo de Santiago Poisson de tiro libre, algo ayudado por la ráfaga de viento que impulsó la pelota y multiplicó su velocidad en una mañana gris que no se podía ni abrir los ojos de la tierra que se levantaba. Pero el 1º objetivo estaba cumplido, a la definición con 3 ganados sobre la misma cantidad de jugados, 6 goles a favor y ninguno en contra. Pero la final sería muy diferente, nos tocaba enfrentar a “Promesa” un equipo de aguerridos y muy buenos jugadores cordobeses que se le plantaron al equipo de igual a igual, que venían de dejar afuera al Jockey de Buenos aires, al Carrasco Lawn Tennis de Montevideo y al Seleccionado del Colegio Los Arroyos de Rosario. Un equipo ordenado y de buen pie que peleó la final hasta el último segundo. Pero una corrida del siempre goleador Videla después de una gran habilitación de Julo C promediando el segundo tiempo abrió el tanteador que rápidamente después se duplicó gracias al penal que le hicieron a Lucas Chommalez en una corrida memorable que recién lo pudieron detener entrando al área con foul. Fue como siempre Tute y puso en ventaja por dos cuando quedaba muy poco. El descuento casi en la última jugada fue una daga en el corazón del enorme arquero que tiene la Sele, un segurísimo Peter Taylor que se quería ir campeón y con la valla invicta, pero en nada opaca su gran actuación en todo el torneo sacando pelotas fundamentales. Pitazo final y a levantar la Copa.

Un equipo con personalidad más allá de la edad, en el arco no existieron fisuras en Peter Taylor. La defensa comandada por la garantía de Wendy Hiriart y secundada por el impasable Mati Corrado y a los costados se alternaron Valen Fabbre que no va a rifar jamás una pelota y sale jugando desde la línea del arco si es necesario, el Paragua Mateo Raffineti que te va a sacar todo lo que venga por arriba y Cacha Vercellana que cumplió de manera sobresaliente en una posición a la que no está acostumbrado. El patrón del medio era Santi Bolo, que no da nunca una pelota sucia, todas limpias y al pie, y cuando había que raspar entraba en acción el pelado Chris Ceppi que deja la vida en cada pelota dividida. Julo Cazenave hizo surcos por la banda derecha y llegaba al fondo siempre con peligro, mientras que por izquierda la pegada fina y corridas de Capocha Gonzalez Bosch rompían la línea media, y adelante, atrás, o al costado de ellos, todo a la vez, pasaba Poita Santiago Poisson, ese 10 que si no se la das se enoja porque las pide y pelea todas, sin dudas la figura del equipo. Arriba estaban los tanques, literal el de Franco Lopardo que cada vez que te encara te asusta y pasa a una velocidad que no podés creer en alguien de su tamaño, y si no Lucas Chimma entraba con el arco entre las dos cejas, y la cuota de gol, goleador del Torneo y gran capitán fue Tute Videla. Un equipo campeón.

Un poco más largo y sufrido sería el camino a recorrer para la Sele Libre. Más complicado y son mucho suspenso en la clasificación. El camino empezó muy bien, con una goleada frente al Club Lourdes de Uruguay por 4-0 con goles de Tobias Videla para abrir el camino, Sebi Fernández Funes, una delicia de Ferchu Mayorga que se la empaló al arquero y cerró la cuenta Otto Bunge con un toque muy suavecito al costado del uno. Gran comienzo que esperábamos seguir contra La Union Santa Rosa Shangrila (Uruguay) pero en la misma cancha en mal estado que jugó la Sub-21 y con un planteo del rival que nos cerró todos los circuitos de fútbol terminamos empatando en cero, un resultado que nos dejaba casi con un pie afuera, ya que teniendo la misma diferencia de gol que nuestros rivales nos aventajaban en los goles a favor. A los dos nos quedaba un partido “fácil” en los papeles para el Domingo contra La Bomba, un ignoto equipo de Bs As, muy buena gente, que sería casi una carrera a ver quién hacía más goles. A los 3 minutos ya ganábamos por uno, penal y gol del Chino. Dos minutos más tarde tuvimos otra que no fue gol porque la cancha le jugó una mala pasada al delantero después de esquivar al guardameta. Pintaba para fácil, pero se complicó, la pelota no quería entrar, el rival defendía como si fuera la final del mundo, el arquero sacaba todo, las que entraban el vendaval las volaba y yo afuera me desesperaba… los minutos pasaban y la diferencia no nos alcanzaba, sabíamos que el otro partido se definiría por una gran diferencia. Hicimos uno más sobre el final pero con la esperanza por el suelo, estábamos seguro que no alcanzaba. Me fui a la mesa de control casi resignado, sólo para que me del el réquiem. Pero el dios nonesco una vez más apareció. La Unión había empatado contra Lourdes, algo casi incomprensible que sólo lo pudo explicar lo complicado que era jugar ese mediodía. La alegría fue inmensa, salí corriendo a la calle a esperar que lleguen los autos con el plantel y cuando los vi llegar en caravana empecé a saltar con los brazos abiertos. Rápidamente entendieron a lo lejos el mensaje y el cortejo fúnebre se transformó en carrozas de carnaval, lo único que recuerdo es al Chino medio cuerpo afuera con un gorro multicolor gritando y tocando la bocina. A la semifinal después de elevar una plegaria a nuestra veleidad divina. CEDUCA Rosario era el rival, y otra vez a luchar contra los árbitros localistas que permiten que ellos peguen a mansalva a nosotros nos cortan en todas. Pero en una corrida que quedará grabada por todos los que la vimos el Ponja Matayoshi fue hasta el fondo, la peleó y tiró el centro para que Sebi la empuje casi en la línea después que la pelota le pique mal por enésima vez y casi se le vaya afuera. La defensa del equipo fue muy férrea, había que traer a la delantera del Barca para pasar a Joaco Paolucci, el Canario Barquiza y los laterales que se alternaban entre el Ponja, el Negro Cócaro y Gonzo Zanni, sin dudas uno de los puntos más fuertes que tenía el equipo. Promediando el 2º tiempo lo terminó de definir Rama Casado esquivando al golero (y buehh che, después de tanto uruguayo uno se acostumbra al “eh Vo” o al “golero” y otras tantas de nuestros amigos orientales) después de una gran habilitación de Tobías Videla. Sufrimos sobre el final con 25 centro que llovían en el área pero la victoria fue justa y a la final contra… no podía ser otro que el archirrival conocido: C.U.B.A.

El Club Universitario nos respeta mucho, en 6 partidos anteriores que data el historial jamás nos pudo ganar, y eso se notó especialmente durante el 1º tiempo cuando hay que ser sinceros, nos dejaban jugar bastante con la pelota sin demasiada presión y siendo casi espectadores de lujo de la enorme final que estaban jugando el Chino Brea que se destapó por suerte cuando más lo necesitábamos y el Narik Mayorga que hacía una pareja futbolística casi perfecta con el enganche de Village. Un partido muy duro, pero muy duro donde había que jugar de la manera casi perfecta que se jugó como para poder triunfar. En tablas de cero terminó la etapa inicial y casi sobre el comienzo de la segunda, con el refuerzo en el medio de Luifa Jurado, que no tiene ni tuvo fallas en todo el torneo en ninguna pelota que tocó y el Meji D Elio que engancha con esa zurda endiablada que hace pasar rivales como si fueran postes, el equipo empezó a llegar con firmeza. Y en un centro después de un buen desborde, Sebi FF casi tirándose de cabeza y pegándole con lo que podía puso en ventaja al equipo. Faltaba una enormidad, había que seguir igual y nada cambió hasta casi el final cuando en un centro, doble cabezazo en el área es gol y Gonzo Zanni salió corriendo a festejar. 2-0 que no se movería hasta el final, cuando desde la tribuna a escasos segundos del final empezaron los cánticos de “Dale Campeón!! Dale Campeón!! “Dale Campeón!! Dale Campeón!”

A Guillo Poisson no le hicieron goles, el arco invicto en cinco partidos habla del nivel que tuvo. El Canario Barquiza parece el mejor Patrón Bermudez del Boca campeón, con la diferencia que acaba de cumplir 25, no se puede creer lo que juega, y Joaco Paolucci, el conductor del grupo lo secunda con la firmeza que lo caracterizó siempre, no perdió nada de lo que él jugaba cuando tenía 20 (hace tanto…) Los laterales eran demasiado lujo para un mismo equipo: El Ponja Matayoshi se vino de Rosario con el Contrato de Newells o Central para jugar en primera, le dieron a elegir, y por la otra banda entre el Negro Cócaro (su vida corrió peligro todo el findex –chiste interno- ) y Gonzo Zanni clausuraban la izquierda. En el medio la perfección de Luifa jurado, cuando él no estaba aparecía Mati Mosquera corriendo para todos lados, o el Meji D Elio para enganchar de zurda y salir para el otro lado. Por los lados avanzaban el Nari Mayorga o Rama Casado, una grata sorpresa de gran utilidad para la selección. Adelante los goles los hacía Sebi Fernández Funes, pero aportan también los suyos Tobías Videla, Ferchu Mayorga y Otto Bunge en momentos claves. Cerca, Rosario siempre estuvo cerca!! Y volvimos con el baúl lleno de copas!! Tachame la Doble.



El orgullo de ser SUBCAMPEON

Y lamentablemente la estirada de Agustín no llegó a tapar el Quinto y definitivo penal que le daba la angustiosa victoria al Jockey de Rosario. No fue desazón, simplemente en esta lotería de los tiros de los doce pasos no se pudo subir ese escalón que te deja gritar, saltar y festejar. Simplemente eso. Porque en los 60 minutos que duró el partido, se demostró que el nivel de esta Selección Sub-21 de Alto Nono es altísimo, de buen pie, y lo que es mucho mejor, de carácter firme para revertir situaciones adversas.

Nos miramos todos a la cara, muchas estaban tristes, pero sólo pude decirles que estaba “orgulloso de ser Subcampeón”

La mañana del sábado empezó tranquila, el primer rival que debíamos enfrentar en esta “Copa 25 de Mayo” que todos los años organiza el Jockey Club de San Isidro, y que por primera vez nos invitan, siendo nuevamente la única institución “no club” que participa, era precisamente el dueño de casa. Curioso era jugar en una cancha de esas dimensiones, para los que se quejan de que las de LosMo quedaron chicas, esta era de F9, tirabas un lateral medio fuerte y se te iba por la otra banda, y si el arquero sacaba muy fuerte se la ponía en el pecho al delantero al borde del área chica. Nosotros poníamos en la cancha a Agus LR (Tu Vieja) en el arco, defensa de 4 con Marco Z. (TU Vieja) de lateral derecho, Santi (Tu Vieja) por la izquierda y Wendy H. (197 U) y Mati C (El Talar) como centrales. 4 en el medio, Julo C (El Talar) de cinco, Fede O (El Talar) por izquierda, Rocha R (Tu Vieja) por derecha y Poita (197 U) como enganche. Arriba salimos con una delantera toda del Unite, Lopard y Chima. Afuera esperaban y después fueron entrando Juampi (El Talar), Lucas (Tu Vieja) y Cacha (197 U), un banco de lujo. El Jockey no era un rival de temer, una marcada superioridad física y futbolística nos dejó con una ventaja de 2-0 tranquila y sin sobresaltos, era prácticamente imposible que se pudiera complicar un partido donde el rival es mucho menos y hasta miraban con miedo a “los lungos” de nuestro equipo (el más alto de ellos tenía una cabeza menos que el más enano de los nuestros)

Después de un almuerzo costosísimo (Y muchachos, están en el JC) el segundo partido era contra el Jockey de Rosario, su selección “B” que en realidad era una Sub-18 que se quedó sin rivales y la anotaron en esta categoría. La verdad que el panorama era alentador, mucho más aún después de ponernos en ventaja por dos. Ahí empezaron los cambios y las complicaciones, en una ráfaga nos empatan increíblemente. Pero en los pocos minutos que quedaban apareció el nivel del equipo y en una jugada exquisita Poita pone el 3-2 aliviador. Caruso-Bilardo desde afuera mete un nuevo Central y pide línea de 5 abajo para cerrar el partido sin sobresaltos. “Amargo” le grita un dirigido que de fútbol sabe lo que le mostró Vélez por TELEFE la semana pasada y nada más. Pibe, no entendés nada, yo te retraso las líneas, los dejo venir siendo muy fuerte en el fondo y te lo liquido de contra. Cómo terminó el partido? Y si… 4-2 en una corrida de más de media cancha de Julo que definió con una vaselina por encima del golero rival. Nos volvíamos a casa con dos victorias sobre dos jugados, sabiendo que solo quedaba un pasito para llegar a la esperada final contra el rival de la otra zona.

El Domingo amaneció muy frío. Nosotros jugábamos temprano contra el Náutico de San Isidro el último compromiso del grupo para llegar a la definición. Lo impensado en este tipo de Torneos sucedió, y en una desorganización insospechada por parte del equipo de la zona (el más lejano debe vivir a 12 cuadras promedio) nos hizo esperar una hora sin aparecer hasta que nos informaron que no vendría. Uds imaginen el embole de cada uno de lo pendejos que hubo que sacarlos con espátula de la cama para traerlos semidormidos, a lo que se le sumaba mi mujer puteándome por el frío que hacía, que se le resfriaba Felipe, que terminó siendo la mascota del equipo! Pero bueno, falta de respeto al margen, a comer nuevamente para esperar la Final.

Habíamos perdido a casi todos “Tu Vieja” boys porque tal como nos habían anticipado, el Domingo no iban a poder jugar. Por suerte se quedó, en el día de su cumpleaños, Agustín (o por lo menos vino lo que quedaba de el después de una noche violento pero con mucho cariño) y recuperamos a Nico Raffo (Cachengue) y Tute Videla (Descorchemos) que ya habían sido parte de esta Selección en el anterior Torneo en CUBA. Y así arrancamos la Final contra el Jockey Club de Rosario, un equipo muy bien armado, que juega y entrena dos veces por semana todos juntos.

Se sintió. El arranque de Alto Nono fue nefasto. Guille, mi mujer, (les recuerdo que sabe tanto de fútbol como yo de Tortas Galesas) a los 15 de empezado el partido me dice “porque no se la pasan a los de su equipo? Están como dormidos” Fue la más sabia reflexión y análisis que se pudo hacer. Aunque no lo puedan creer, estaban jugando tan pero tan mal que lograron dejarme mudo, sin palabras, sin reacción, sin entender que estaba ocurriendo. No se asoció una sola jugada, no lograron hilvanar 3 pases seguidos, la defensa era superada como conitos, el medio campo estaba más liberado que Márquez y los delanteros eran espectadores de lujo allá a lo lejos, miraban sin saber qué hacer, porque la pelota no llegaba jamás y cuando lo hacía, la perdían al instante. Impresionante. Ahh y no se salva nuestro cumpleañero que le patearon dos veces de 35 metros y se la mandaron a guardar. Para colmo de males ya finalizando la etapa con el marcador 0-2 sale jugando rápido y se la da al 9 rival en la puerta del área, obligando a Matias C. a cometerle penal y agradecerle al hombre de negro que no lo haya echado. Se rectificó, porque el penal lo atajó. Y el rebote del penal también lo atajó. Lo que no se puede creer es que el 2º rebote del rebote atajado haya ido adentro para dejar las cosas 0-3 al término de ese tiempo. Ahh si se preguntaban dónde estaban los defensores en ese penal para salvar los rebotes, no se preocupen, que yo tampoco lo sé!

Callado, si, 20 minutos. En el entretiempo, mamita, que cagada a pedos! Se habrán olvidado de cómo se juega al fútbol, era lo que me preguntaba… lo único que les pedí era que salgan de la cancha demostrando que son un buen equipo, no me importaba más el resultado

El descuento del recién ingresado Chima a los 5 ya me tranquilizó. En la misma jugada se hicieron entre 10 y 20 pases para terminar con un centro perfecto y mejor cabezazo. El segundo de Poita me hizo acordar al gol de Diego contra los rusos en la Final del Juvenil del 79. Una delicadeza desde el borde del área que entró en el ángulo para desatar el aplauso de todos, hasta los técnicos rivales. Y si estábamos tan cerca, porque no ir a buscarlo… A la carga Barraca, queda una pelota bollando y Julo le da pleno empeine para clavarla arriba, donde el arquero jamás iba a llegar. Casi me desmayo cuando en la última su pierna estirada toca la pelota que se iba casi sin ángulo y pierna y pelota pegan en el poste. Hubiera sido demasiado.

Terminó empatada la final, pero lo que más me importó fue que demostraron que se puede jugar bien, se puede revertir una situación muy adversa, y se puede dar una lección de carácter. Ya está, listo, no quería mucho más. Me dieron los que le pedí, y estaba extasiado por ello. Lo único que hice felicitarlos. Se lo merecían.

Lo que siguió fue casi anecdótico. Penales. Ya es otro juego, no necesitábamos ganar. Obvio que conseguir el título estaba en las expectativas. Pero trasciende al fútbol, lo que fuimos a buscar ya lo habíamos obtenido.

Y lamentablemente la estirada de Agustín no llegó a tapar el Quinto y definitivo penal que le daba la angustiosa victoria al Jockey de Rosario.

El Orgullo de ser Subcampeones. FELICITACIONES CHICOS!!

El otro Cuento de Hadas (con final abierto)

Era Viernes a la mañana y los medios nos inundaban casi por Cadena Nacional del Cuentito de Hadas que vivían un tal William con una fulana Kate (Que dicho sea de paso al pibito este apenas se casa lo mandan como 1º destino ni más ni menos que a Las Malvinas. No es que sea un nacionalista a ultranza pero es como raro que ayer estaba todo el país mirando “La boda Real” y mañana marche para las islas, no?) Poco me importaba, la verdad es que estaba concentrado en los preparativos del verdadero suceso del año.

Mails que iban y venían, confirmaciones cruzadas, que un día sí, que el otro no, que la mayor, que la menor, que un equipo o el otro. Lo único que sabíamos era que la Banda estaba preparada para tocar. No sólo eso sino que le daba entrada a la bandita juvenil. Alto Nono era invitado por primera vez a participar de la “Copa Fundación CUBA” como única institución “no club” que jugaba. Era un gran honor poder ser parte de este selecto grupo junto al anfitrión, al Jockey de Bs. As., al Jockey de Rosario, al Manuel Belgrano, a Atalaya, al San Carlos, al CASI y a tantos otros.

Enormes dudas circundaban el Torneo. Demasiada lluvia hacía poner en peligro la realización del mismo el Viernes a la noche, pero todo arrancó el Sábado bien temprano en un predio muy mojado pero que se la bancaba.

Le tocaba el debut a la Sub21, un equipo armado un poco a las apuradas, y con gran esfuerzo de los capitanes de Descorchemos, 197 Unite y El Talar, que colaboraron juntando la gente y poniendo un once inicial en cancha muy competitivo. El primer compromiso era contra el dueño de casa, la Selección de CUBA interno. El equipo tardó en acomodarse en la cancha, algunos retrasos y faltazos hicieron que no se pueda engranar rápido y sufrir más de la cuenta frente a un rival que en lo futbolístico era inferior, pero nos superó en lo más simple, que fue una correcta organización. Así fue como de penal (a nosotros no nos cobraron uno muy claro) lograron una ventaja que no se pudo revertir. Fue una lástima porque en condiciones normales la victoria debió haber sido nuestra ya que a pesar de los tiempos cortos, dos de 25, el dominio de Alto Nono fue abrumador, y sólo faltó el punch final que nunca llegó. Buen equipo, donde sin dudas brillaron por encima del resto Matías C., un 6 que pide a gritos Sele Mayor, y Fede L., un zurdo con una habilidad descollante. El arco lo cuidaba Agus B.. Impasable como siempre Wendy H. en el fondo, una garantía por velocidad y timming; en el medio bien armados con Julo C, Nico R. y Tobi A. y arriba Tute V. y Capocha GB se las ingeniaban para quebrar el arco rival. Chris, Fran, el Negro, Cacha completaban el equipo. No había motivos para perder, pero se perdió, porque fallamos en lo más fácil: llegar bien organizados. Pero lo importante es que se empezó a formar un buen grupo, que se fue todo junto a morfar para después volver a apoyar a la mayor.

CUBA tiene una selección que viene entrenando junta dos veces por semana y con un DT profesional hace casi dos años. La última serie que los enfrentamos fue a fines del 2009 donde los goleamos categóricamente. Tienen una espina clavada en el medio del corazón con Alto Nono y necesitan sacarla. Por diferentes cuestiones, principalmente por la falta de un lugar donde hacerlo, nosotros no tenemos la posibilidad de entrenar. Incluso dado que hubo bajas obligadas a fin del año pasado, esta nueva selección presentaba muchas caras nuevas, varios de los cuales debían saludarse antes de empezar sin siquiera saber el nombre del compañero. NO está bien, no es un mérito y si queremos tener más seriedad y mejores resultados esto debe cambiar de inmediato. Pero esa era la realidad con la que se juntó el equipo media hora antes de empezar. Nuevo arquero, Nacho G O’F de Sambayón hacía su presentación bajo los tres palos. En el fondo el ya veterano de Selección Negro C. por la izquierda, el raspador Ponja M. de La Cometa por la derecha también presentaba credenciales y la conocida dupla de centrales de Joaquín P. y el capitán Jonhy L. Brasilero y setentoso era el medio campo, con tres nº 10 y un solo (y sacrificado) nº 5. A la derecha por fin llegaba el Chino B. de Village, por la izquierda el siempre figura Narik M. y de 10 clásico el enorme Chueco RL y un poco más atrás con funciones de pulpo, el legendario Luifa J. Adelante doble debut los de Papu E. de Cachengue y Javi SC de La Contra. Un equipo temible que encima tenía como recambio al Pampa L. de Cumbia, Sebi FF y nada más y nada menos que Horacito FLL. Quedaban para el segundo partido el Villa V. y el Meji D’E de La Cometa también. Un equipo preparado para “El otro Cuento de Hadas” .

El arranque fue terrible, porque a pesar de las advertencias del DT sobre la fundamental concentración especialmente en los primeros 10 o 15’, se pierde una pelota en el medio, que agarra al equipo saliendo y a la defensa a contra pierna. Una corrida del traidor Marianito Seeber (ya lo echamos de la radio, obvio! Jeje) y nos pone en desventaja cuando apenas habían transcurrido un puñadito de minutos. No importa. A Seguir (o empezar, en realidad) a jugar como sabemos. La estrategia de llenar el medio de pie fino empezaba a traer sus réditos porque a pesar de que se juntaban un poco por el centro de la cancha naturalmente los tres 10 que tenía el equipo se ponían a tocar y generar un tiki tiki desesperante para los rivales que sólo se dedicaban a ser observadores de cómo la pelota iba de un lado al otro con una velocidad y precisión infernal. Una, dos, tres situaciones clarísimas que no podemos concretar pero el camino era el correcto. Llega el entretiempo de estos primeros 30 de partido y la única orden es “sigan haciendo esto que es increíble, ningún equipo pierde jugando de esta manera” Entran Horas y el Pampa por Javi y el Chino para abrir un poco más la cancha y buscar la velocidad en los últimos metros. Pero de vuelta un desentendimiento en el fondo genera un penal que picadita de por medio pone al equipo abajo por dos a falta de 20. Seguía sin importar. Pocas veces vi que un equipo pudiera jugar tan bien sin prácticamente conocerse. Era cuestión de tiempo, y así llegó el descuento de cabeza del Luifa, peinando un lindo centro del Narik. Faltaba uno, tenía que llegar. Y señoras y señores, abandonen el control remoto, saquen esa paparruchada de Boda Real, que como les dije antes, acá estaba “El otro cuento de Hadas” que nos regalaba el findex. Yo no recuerdo bien si conté 8 o 10 paredes en menos de 15 metros que fabricaron entre el Chueco, el Pampa y Horacito. Por ahí se metió también Papu y Sebi que había entrado unos minutos antes por el Negro, obligando a jugar con línea de 3 en el fondo. Y cuando ya el rival se había mareado por completo, el Chueco se la llevo, la fue abriendo cual Messi en el Barca y después de sacarse un par de contrarios de encima le pegó desde afuera del área por el medio de un manojo de piernas que intentaron en vano cerrarle el camino. La pelota entró esquinada, junto a un palo. Y les prometo que hasta la extensa hinchada rival se paró para aplaudir semejante obra de arte que ponía el empate definitivo en el partido. Una cosa de locos fue ese gol, que de haber sido filmado hoy estaba recorriendo las principales cadenas deportivas del MediaShow. Y si… CUBA no nos gana nunca más!

Si en el 1º partido habían jugado bien, sería deshonroso seguir comentando con tanto detalle lo que fue el 2º compromiso contra CEFA (Centro Entrenamiento de Futbolistas Agremiados), un club de la provincia que no traía demasiados pergaminos pero si mucho conocimiento entre sí de sus jugadores que vienen practicando hace muchos tiempos juntos. La verdad es que no pude ver este partido porque tuve que acompañar a los purretes que jugaban a la misma hora y los mayores podían solos sin mí. Pero debo confesar algo: en el entretiempo del partido en el que estaba me acerco a la cancha donde jugaba la Sele, algo preocupado, porque entendía que la victoria debía llegar sin problemas y no había escuchado ningún gol de nuestro representativo. Cuando le pregunté a Jonhy (que estaba afuera, lo cual ya era extraño siendo el capitán y una de las principales figuras) cómo íbamos me respondió con un tranquilizante 5-0 “es que ya ni gritan los goles Gordo, el 1º fue al minuto, el 2º a los 4 minutos y nos dimos cuenta que no había rival” “ahhy por las dudas Horacito hizo 4 y tu pollo Javi el restante” La tranquilidad con la que vi la etapa complementaria de la Sub21 fue aún mayor cuando uno se acercó y me gritó que después del 8-0 lo habían suspendido “por falta de luz”

Pensar que encima lo hicieron sin órdenes desde el banco, porque nos fuimos a manejar la Sub21 que tenía un duro compromiso esta vez contra CUBA Intercountry, un equipo que desde hace muchos años que compite sábado tras sábado junto y que también entrena semanalmente. Pero poco importó, porque a pesar del cansancio de algunos y del recambio obligado, el equipo sabía que necesitaba una victoria para seguir con vida. Un poco desprolijo, otro poco a los ponchazos y como se lo permitía el rival, se fueron dando cuenta que perfectamente se podía alcanzar la victoria. Y mucho más cuando Nico R. pidió la pelota en un tiro libre desde 30 mt que clavó en la parte inferior del travesaño donde el arquero jamás iba a llegar para venir a festejarlo con el banco, que le dio la confianza para esos disparos. Si el gol de la mayor había sido para destacar, este no se cae del podio por la excelente pegada y mejor dirección que llevó la pelota para poner en ventaja al equipo. Ventaja que rápido se ampliaría de la mano de Tute, que por fin podía concretar después de tantos intentos. Un desajuste defensivo generó el descuento pero yano había más luz para nada y después del 4º grito de Wendy de “no veo nada!!!”, entre realidad y desesperación porque no llegue un empate que hubiera sido demasiado injusto si contamos la cantidad de goles que se erraron en el arco contrario, el árbitro decidió cortar l partido y darlo por suspendido (después finalmente nos entregarían los puntos) por falta de luz también.

Una lástima que el clima no haya acompañado y no se haya podido concluir el Torneo ya que después de las nuevas lluvias del Sábado a la noche (que completaban la centena de mm caídos entre los dos días) obligaba a suspender todo y dejar un final abierto a este “Otro Cuento de Hadas” que nos regalaron las dos Selecciones de Alto Nono.

Arriba, de Izq a Der: Martín Bobes (DT), Horacito Fernández Llorente, Javi Solari, Chueco Rodríguez Larreta, Nacho Gutierrez O' Farrell, Santi Villegas, Jonhy Levi, Pampa Larguía, Joaco Paolucci, Papu Erbín.

Abajo, de Izq. a Der.: Narik Mayorga, Luifa Jurado, Sebi Fernández Funes, Negro Cócaro, Chino Brea, Nico Matayoshi, Meji D'Elio



Y la banda siguió tocando

-“Otra vez CUBA? Gordo, no hay otro rival? No es que no querramos jugar, pero no nos ganaron en ninguno de los partidos que ya jugamos. No dudo que sean buenos, pero busquemos otra opción”-

-“No muchachos, esta vez agarrensé, que el que viene es CUBA Intercountry, un equipo muy serio de la A de ese Torneo, sin dudas serán el rival más duro que hayamos enfrentado”-


Así empezó el cruce de mails convocando al equipo. El rival era de temer, y nuevamente poníamos a prueba a la Selección Alto Nono, con una vara muy alta, como les gusta. Uno a uno como de costumbre fueron confirmando, Ninguno se quería perder este partido que inauguraba el año 2010 para el equipo. Bahh en realidad si había una dura baja, siempre con excelente reemplazo, ya que Marcos C. se lesionó el sábado anterior y no iba a poder estar. A esta ausencia habría que sumarle la de Micho y Santi V., también lesionados y la de Gus L., Maxi R. y Horacito F.LL. que “tenían que trabajar” (trabajar es otra cosa…)

Todo el resto dijo presente y el equipo salió a la cancha con Marcelito C. en el arco, Joaco P. y Johny L. de centrales, el Negro C. y Marco T. de laterales, acá me mandé un invento poniéndolo al enano de 4, pero le sobra juego, se adaptaría a cualquier cosa. En el Medio Luifa J. volvía después de una larga lesión y reemplazaba a Marcos, a la derecha el Chueco R.L. y a la izquierda el Narik Alejo M. y unos metros más adelante Jaime M., un mediocampo de temer. Y como para no ser menos, adelante estaban Nico M. y Ale C. Desde afuera esperaban Fede P., el Huevo Nacho
D. y Tommy M. La verdad, les digo, que cuando siendo Seleccionador (porque DT me queda enorme) y uno se para en el medio de estos mostros no les podés decir más que “Jueguen como saben” Qué más? Si, alguna manera de abrir o cerrar el partido, algún cambio táctico si sucede tal o cual cosa, pero no mucho más. Si precisamente están ahí por lo que saben hacer. Uno les tiene que tirar dos tres directivas de cómo le gusta que se juegue como filosofía de equipo y estrategia, que te cuiden la pelota, que sean ordenados, bla bla bla lo que siempre se escucha, pero les juro que mucho más que eso y que “hagan lo que saben” no se les dice. Lo mejor de todo es que te responden.

Esta bueno verlos, y me salgo un poco del partido. No dejo de invitar a todo el mundo a que no se pierda estos partidos. Porque realmente la pasas muy bien, disfrutas del buen fútbol. Ya no es un equipo que está en formación, que se están conociendo, y que si bien son todos buenos jugadores hay dudas respecto al funcionamiento como equipo. Ya tienen algo de rodaje encima y si bien por supuesto no podemos decir que juegan de memoria, sorprende a muchos ver como se entienden y superan a equipos que tienen entrenamiento todos juntos semana tras semana. Encima, se llevan bien, hay buena onda y eso se ve reflejado en la
cancha. Y eso seguro que no es merito nuestro. Quieren a la Sele, les divierte estar, se esfuerzan y dejan de lado muchas cosas por no fallar. Eso vale mucho y los resultados están a la vista.

Pero volvamos al partido. Clima ideal. Jornada a pleno sol de Miércoles feriado. Previa a una Final del Mundial Alto Nono, lo cual garantizaba mucho público por lo menos en la segunda etapa, y un rival de nivel. Todos estábamos ansiosos por que ruede la caprichosa. El fútbol nos estaba esperando.

Ya apenas arrancó el partido se vio a la Selección bien plantada en la cancha. Respetábamos a los que teníamos enfrente que llegaban con buenos pergaminos, con lo cual el planteo era de resguardo, con 4 en el fondo con proyección por uno de los laterales, dejando prácticamente a tres centrales en el fondo cuando este se iba, con un cinco clásico, con el Chueco a su derecha por si necesitaba algún auxilio, que lo desligaba de la obligación de ser el creador de las jugadas, ya que como típico enganche (y pensar que dicen que están por desaparecer) estaba Jaimito,
que con sus 35 pirulos a cuestas sigue siendo el jugador más rápido e inteligente con la pelota debajo de los pies. No necesita correr, se los aseguro. Salvando las diferencias, porque el de Boca le lleva 50 cm, es lo más parecido a Riquelme que vi en mucho tiempo, pero con el triple de carisma (tampoco es muy difícil) A la izquierda, y para toquetear con la figura estaba el Narik, que desde ya les digo fue la figura del partido. Adelante por fin Ale Ceruti arrancaba como titular, con la confianza siempre renovada y Nico Médico que el un gol siempre te hace “así que no te quejes”

Buen juego. Buen pie, eso no falta en el equipo. No vamos a decir que es el Tiki Tiki de Cappa ni el Toca que te toca del Barca de Guardiola, pero que la Sele cuando empieza a hacer rotar la pelota genera mística no tengan dudas, y en lo que fue el primer avance serio, a los 10 de la parte inicial, la tocaron del medio para adelante creo que todos, terminando en un centro que cabeceó solo el Chueco por el segundo palo para poner el 1-0. Bien. Excelente. Nos poníamos en ventaja, lo cual me tranquilizaba desde afuera. Pero no me llegué a sentar que Ale la agarró unos metros delante de la raya central, dio tres o cuatro zancadas sin que le frenen y sacó una delicia nene, pero una delicia de esas que llenarían de orgullo al Bambi, casi de refilón le pegó y la bola tocó el travesaño y se metió. Inatajable, Belleza. 2-0 y me empezaba a relajar. Ahí apretaron ellos pero en el fondo mira: lo tenían que pasar primero a Jonás, que párrafo aparte, si pueden, que alguien les cuente la chilena invertida que tiró para cortar un pelotazo que lo pasaba y lo agarró a contra pie, de solo acordármela me lesiono; después si por una de esas casualidades lo superaron, encima lo iban a tener a Marco, que como de lateral no entendía un catso, se te ponía de triple central y te morfaba los talones, y sino al Negro, que la tercera vez que lo tenés adelante cuando ya lo habías pasado dos antes, la pinchas al lateral de la bronca; Pero podía suceder, en alguna alineada extraña de planetas que ninguno de los tres haya parado al delantero. Pobre. Porque cuando se quería avivar lo tenía a Joaquín entrelazado en las gambas, con un candado que nunca se iba a abrir. Olvidate de llegar tocando, la fórmula entonces era pegarle desde lejos. Ilusos. Te lo presento: Marcelito Conzi, un rubiecito que a pesar que lo domina la novia, debajo de los tres palos manda el, y ninguna noviec… digo ninguna pelotita se le va a meter y menos si se lo quieren hacer desde 30 mt. Así fueron los de CUBA y chocaban una y otra vez, con tanta mala suerte que como sumaban gente en ataque descuidaban el medio. Un Bocatto di cardinale para Jaime, que si encima le dan espacio, es capaz hasta de probar al arco. Les soy sincero, le pegó con el diario mojado de la semana pasada, pero sabés lo poco que le importó cuando se le escurrió al arquero visitante y decretó el 3-0 que ya para esos 20, 25 minutos era goleada y paliza. Ahí, recién ahí me senté.

Un papelón lo que les voy a revelar, pero les juro que entre tanto partido que vi en los últimos días, se me hizo un bolonki en la cabeza y perdí la cuenta. Les juro que no me estoy agrandando, sino que con vergüenza les cuento que se me borró el cuarto de la memoria. Sé que fue enseguida después del tercero, pero no puedo darles más detalles, Y sobre el final de esa etapa, el “prometido” de Nico, con su sello indiscutible, corrida y buena definición en la salida del arquero le puso cifras definitivas a esa etapa y también al partido. Terminar 5-0 una primera parte es irremontable. Porque encima ellos llegaron poco y con escaso riesgo, siempre bien resuelto por la defensa.
En el medio las perdían casi todas y encima el Narik por la izquierda estaba intratable, cada vez que tenía la pelota limpiaba a tres y generaba una situación neta de gol. Luifa era amo y señor del círculo central. Es tan lindo verlo jugar. No se despeina el muy hdp, el pone la pata, se queda con la pelota y el 98,37% de las veces la da redonda a uno suyo. El Chueco estaba en el mejor de los mundos, porque como no tenía el peso de ser “el mejor de todos, el que genera todo” (que siempre lo va a ser, pase lo que pase) jugaba a sus anchas y con las espaldas bien cubiertas. Volver a tener a Ale en un gran nivel es una diferencia que hace el equipo muy grande, con su velocidad y desborde letal.

Con algunos cambios empezó la segunda parte. Entro Fede por Luifa y Tommy por Nico (si, un invento este cachafa de delantero pero vos sabés lo bien que juega en ese puesto NO natural para el) Ya antes había cambiado a Huevo por Marco. Y después se fueron rotando. Los cambios no desentonaron con lo que venía haciendo el equipo. Fede le dio un poco más de vértigo al equipo, que responde a su forma de juego más agresiva que la de Luifa, pero tan efectiva una como la otra. Huevo tuvo más trabajo en defensa porque con el partido ya definido a los rivales se los dejó naturalmente venir más pero siempre te juega seis puntitos y te cumple, nunca te deja disconforme. Le sobraron 45 minutos al partido, mucho, pero sirvieron para que Ale haga otro esquivando al arquero y Tommy se me ría en la cara con una excelente definición por encima de todos, después de un grosero error en la salida del arquero. Nos hicieron un par cuando la cosa estaba recontra definida, que pusieron el tanteador 6-1 y 7-2 definitivo que cerró la mejor actuación de la Selección Alto Nono desde que se empezó con este proyecto un par de años atrás.

El año pasado asistimos a los “Miércoles de Gala”, y la banda siguió tocando.

Miércoles de Gala

-“Mi amor, me voy a la Opera”-

-“Quéééé??, dejate de joder y decir huevadas y andá a bañar a tu hijo que yo estoy reventada”

–“No, imposible, salgo ya que hoy toca la orquesta”-

-“A ver, Gordo, dejate de decir pavadas y préndele el agua al chico mientras yo lo desvisto”-

Cómo hacía para explicarle. Era Miércoles, 19:30 hs y yo tenía que salir o salir. La Función de Gala estaba por empezar. Por suerte la semana pasada había podido disfrutarla, y por nada del mundo me quería perder esta nueva Sinfonía.
Cómo, qué pasa? Qué es lo que no entendés? Siiiii, exacto. A eso me refiero. La Opera House esta vez era en CUBA. Y obviamente, la Orquesta es la Selección de Alto Nono!

1° Gala, Miércoles de la semana pasada, el rival era San Andrés, en su estadio de Punta Chica (de paso, que malo, por favor, un picadero en penumbras) y salimos estrenando remeras y pantalones EXCELENTES con seguridad Infantino en el arco, el ángel Reca de 2, mundialista Levy de 6, perfección Cócaro de 3 y puro huevo Meabe de 4. Sólida defensa. Muy sólida. En el segundo entró Gus Lavadenz para aportarle vértigo. En el medio arrancaron experiencia Clariá de 5, el chueco (y 10 más…) a un costado, Huevo Didiego, un 8 clásico en el otro lado (que después sería reemplazado por el debutante Javo Devoto), y la sabiduría de Jaimito Méndez por delante de todos ellos. Si la defensa era sólida, el mediocampo era de temer. Y eso que todavía no saben que adelante estaba el implacable Horacito FLL y la saeta Ale Ceruti. Gran equipo para enfrentar a un representativo muy variado, que tenía no menos de 30 jugadores para elegir.

El equipo arrancó firme, tocando mucho, y obligado a aguantar el embate inicial de los locales, que salieron con todo a comerse la cancha, pero enfrente chocaron con un equipo muy bien plantado que no se desesperó por esos momentos de zozobra y espero paciente su momento. Así a los 30 en una jugada muy desprolija y plena de rebotes, el entusiasta del gol Fernández Llorente la mandó a guardar. No habían pasado 5 minutos cuando le pusieron un pelotazo de esos que cualquier otro delantero hubiera desestimado, pero el la corrió, arrancando 5 mt por detrás de su defensor y cuando se la estaba tocando por encima de la cabeza al arquero para sumar el 2° a su cuenta personal ya le había sacado otros 5 al que lo marcaba. Un animal. Así terminó la primera etapa y apenas arrancado el segundo completó el hat trick después de una excelente habilitación del jugador más inteligente, Jaimito Méndez, que con sus 35 a cuestas y casi sin entrenar sigue marcando diferencias en la cancha que esté. El cuarto de Ale fue para completar la goleada que se cerró con un gol en contra producto de la escasa luz del estadio. 4-1 Final con una gran producción del equipo, todo. Sin dudas el 3° tiempo que se compartió después sirvió como siempre para afianzar al grupo.

2° Gala. Último Miércoles, de vuelta de visitantes en CUBA, conocido rival que nunca nos había podido superar en los enfrentamientos anteriores. Estado del campo de juego: Pésimo. Si el otro era un potrero, esto directamente no se acercaba a ser ni una cancha de entrenamiento de rugby. No favorecía al buen pie del equipo, acostumbrado a la pelota al piso y al pase punzante para los letales delanteros. CUBA se reforzó y mucho con respecto a encuentros pasados, era otro equipo, mucho más fuerte y peligroso. Pero Alto Nono puso toda la carne al asador. Esta era una gran oportunidad para reforzar la teoría esa de “la paternidad” que hablan por ahí… A disposición del DT estaban con la 1 Marcelito Conzi, abajo, y como único central titular Marco, que se fue prontamente lesionado, se sacrificó (con tal de jugar, jeje) y Fede se clavó la 6, de laterales el infaltable Negro y Huevo, volviendo a su posición natural. En el medio estaban el Nari por la izquierda, Marcos con la 5 y el Chueco por la derecha, y de enganche Jaimito. Los de arriba fueron Ale y Horacito. Afuera esperaban Micho y Nico. Tommy Meabe llegó unos minutos más tarde. Haciendo las veces de Lemme y Mancu colaboraban desde afuera el Villa y Johny. Arrancamos mal, hay que decirlo, de vuelta el equipo no hacía pie en el pésimo terreno y costaba mucho cerrar el fondo con una dupla central improvisada. Peor fue cuando se lesiona Marco y no quedan centrales en la formación. Lo mandamos a Tommy a jugar de 2, pero se notó que desconocía el puesto, fue ahí cuando de atrás, escuchó “Mandalo al Chueco de 2” Les juro que cuando grité el cambio posicional su cara fue una mezcla de desconcierto y carnero degollado, pero sacrificándose por el equipo fue corriendo a cumplir su nueva función. Para esa altura ya perdíamos por uno, pero a partir de algunos movimientos rápidos (entró Nico por Ale y Micho por Huevo) el equipo se acomodó y empezó la catarata. La Que? De goles papá… 2-1 arriba terminó el PT con sendas conquistas de Nico y Horacito. En la etapa complementaria con un Universitario preocupado por salir a empatar o morir, terminó suicidándose en el fondo, y con delanteros y volantes como los que tenemos eso es mortal. Anecdótico es decir que el partido terminó 5-2 con uno más del mejor delantero, y dos de Jaime cerrando una noche casi perfecta.

19:45… Y si, lo bañé al pibe (o alguno pensó que de esa zafaba?) y salí cagando para dar la formación inicial y que empiece la función!!! La Gala no debía esperar.



Volvió la Alegría

Después del duro revés contra el Jockey Club, la Selección Alto Nono recuperó la senda de la victoria.
Fue este sábado con un contundente 6-0 contra su par del Lagartos. El rival iba a ser CUBA InterCountry pero con inconvenientes no pudieron jugar y gracias a la valiosa colaboración de Johnny pudimos tener partido, ya que se encargó de juntar a los rivales. Lo único triste fue que dada su condición de “anfitrión y organizador” se vio obligado (previa consulta al DT, obviamente) a jugar con sus compañeros del naranja, muchos de ellos conocedores de nuestro potencial por ser parte de Cumbia Nena.
El partido empezó complicado para Alto Nono, su rival lo presionaba mucho en ¾ de cancha, le sacaba la pelota y generaba situaciones, algunas riesgosas, pero bien resueltas por nuestro 1, Marcelito Conzi, que anticipamos, fue sin dudas una de las figuras de la cancha. La culpa de estas dificultades en el fondo las tenía Judas, digo Jonas, por un doble motivo: 1° porque el era quien las generaba para su equipo, casi en su mayoría y 2° porque EL no estaba en el nuestro para desactivarlas y llevar tranquilidad a la plantilla. El equipo arrancó dormido, con poca coordinación. Le faltaba la pelota, no la conseguía y se equivocaba, pero una vez que se calmó, volvió a tomar el control del partido y entendió que era más fácil jugar con la pelota y no atrás de ella. Y así llegó el primer gol, gran jugada del Chueco, que habilita a Ale Ceruti, que se saca uno de encima y le pega fuerte, a media altura, pegadita al palo, haciendo estéril el esfuerzo del arquero. A los 30 entran Nico Médico y Fede Ponte en reemplazo de Maxi Reca y Marcos Clariá respectivamente.
1. y termina el PT. No sobraba nada, el partido estaba muy lejos de estar volcado a nuestro favor y en el segundo tiempo sería necesario prender las turbinas si se quería conseguir una buena victoria.
Pero un error infantil en la dirigencia rival facilitó las cosas, dejando a su figura en el banco. Y si no me creen… 3 goles en esos primeros 20 minutos fueron una muestra acabada, donde Lagartos perdió toda la presión que metió en aquellos mismos minutos de la etapa inicial. Pero no todo fue error rival. En ese arranque el juego de Alto Nono fue perfecto. Casi sin errores. La defensa se plantó bien, y prácticamente no tuvo problemas, y cuando fue superada, una y otra vez estuvo el arquero para desactivar cualquier intento rival de acercarse en el resultado. Especialmente destacamos dos mano a mano que hicieron sufrir a todo el banco local pero que el guardameta trajo tranquilidad al taparlos con maestría. El medio campo perdió algo de marca y claridad con la entrada de Fede y la salida de Marcos, pero ganó en velocidad para los avances y corridas. Y la delantera fue letal. Punzante. Efectiva. Otro pase sutil, muy sutil del Chueco lo dejó al temible Horacito Fernández Llorente frente al arquero, a quien no tuvo problemas en esquivar y que cuando iba a marcar fue derribado. Penal, va el capitán Rodríguez Larreta, arquero, rebote y el mismo Chueco concreta el 2-0. Ya la diferencia entra ambos equipos se empezaba a notar. Fue mucho más cuando un pelotazo desde la mitad de cancha deja sólo al veloz Nico Médico que esquiva al arquero, se toma otro mate (tereré esta vez) y cuando ya había tres defensores cubriendo el arco saca un remate alto y le da comienzo a la goleada. El cuarto fue casi un calco del tercero, con la diferencia de que en este el muy guacho de Nico tuvo la gentileza de hacerlo “apenas” esquivó al arquero.
La obra maestra vino con el quinto. Una corrida bien a lo Dátolo (la pucha que es parecido) de Ale Ceruti, que arrancó casi en la mitad de cancha, se fue bien pegado a la línea y dejando defensores atrás. Llegó al fondo, corrió por la raya, le salió el arquero, lo esquivó y cuando todos esperaban el centro atrás, el lo amagó y de cachetadita la puso pegadita al primer palo. Una obra de arte, nene! A esta altura y con el resultado cinco cero los embates de Lagartos eran casi exiguos, y el equipo estaba psicológicamente derrotado desde hacía rato. La frutilla del postre la puso el Chueco que tomó un rebote que salía del área después de una gran jugada colectiva y con un remate fortísimo derrotó al arquero y compró la media docena.
Ya nada había que hacer. A casa, a reencontrarnos con la victoria que nos había sacado el Jockey en nuestra anterior presentación. Después del partido todo terminó con un ameno Tercer Tiempo entre los dos equipos, que demostró la cordialidad que hubo entre ambos planteles.

Todos y Cada Uno

1. Marcelito Conzi (9): Nunca se sintió suplente en este equipo. Y como para que quede en claro que peleará el puesto palmo a palmo con Rodrigo, jugó un partidazo. Hizo todo bien, y llevó calma al equipo cuando el rival era punzante y llegaba con riesgo. Sin dudas su mejor partido en la selección.

2. Joaquín Paolucci (6): Sin dudas sufrió la ausencia de Judas en la zaga central, y se vió desbordado en algunos pasajes, pero después se acomodó y demostró porqué esa misma noche sería consagrado como el mejor jugador de Alto Nono

3. Juani Cócaro (7): Es un relojito: Marca, quita y se la da a uno tuyo redondita. Muy bien en la proyección, no tanto en la defensa cuando esta tuvo sus inconvenientes, pero es placer verlo jugar porque es de equivocarse muy pero muy poco.

4. Nacho Didiego (6): Había venido a jugar el “Partido de las Estrellas” y tenía una hora de fútbol encima. Igualmente demostrando que está en perfecto estado aceptó la convocatoria de último momento debido a las ausencias en el equipo y cumplió. Parejo en todo el partido, si bien no demostró todo su potencial, no desentonó con el resto.

5. Luifa Jurado (8): Clarísimo. Una vez más confirmamos que verlo jugar al Luifa es un placer para los amantes del futbol champagne. Hace las cosas bien. Siempre. Buena marca y mejor habilitaciones. No terminó de entenderse bien con Fede cuando entró pero su actuación fue muy buena.

6. Gus Lavadenz (6): Meritorio lo suyo, vino con un esguince de rodilla y se bancó ser el stopper del equipo. No fue su mejor partido pero el arco terminó en cero, así que… Recién salió cuando el resultado estaba cocinado. Loable esfuerzo y mejor actitud.

7. Ale Ceruti (9): Figura. Dos goles, habilitaciones a sus compañeros, fintas por doquier y corridas memorables. Que más se le puede pedir a un wing por izquierda como en los viejos tiempos.

8. Marcos Clariá (7): En realidad jugó de doble cinco con Luifa. Trajo orden al equipo, colaboró en la marca y ayudó mucho con la cabeza, tanto para despejar los ataques contrarios como para pensar. Un colaborador del medio campo es el veteranito del equipo.

9. Maxi Reca (6): Siempre puede dar un poco más. Es un tremendo delantero que no lo podés dejar sólo ni un segundo, y al igual que su compañero, es como me gusta a mi, obliga y obliga a que lo tomen los 90 minutos, si te descuidás, te mata.

10. Chueco Rodríguez Larreta (9): Tercera y última figura del partido. Lo que jugó el Chueco fue una cosa magnífica. De los 6 goles, por lo menos 4 fueron gracias a el (hizo dos y regaló otros dos) El equipo de acá en más? El Chueco y 10 más!

11. Horacito Fernández Llorente (7): No son un visionario si recién ahora les digo que anoten este nombre, pero por favor haganló. Ya demostró todo su potencial goleador y no se quedó atrás en este partido que hizo hacer un gol. Obliga constantemente a casi una doble marca para frenarlo.

12. Nico Médico (8): Entró a la media hora de partido, y en 25 minutos ya había hecho dos goles. Saquen sus propias conclusiones, o acaso no era eso lo que se les pide a los delanteros? Una velocidad diferente y una clase que sobresale a la del resto.

13. Fede Ponte (6): Le costó juntarse con Luifa pero puso muchísima garra y corrió hasta donde no había que correr. Igual, no importa, es el Scaloni del grupo…

MIRA LAS FOTOS DEL FIN DE SEMANA!
Bud
Puma
Gatorade Futbol 5 Marin
Alto Nono es marca registrada. Take care!